Viajar gratis con el carnet de estudiante ISIC


El Carnet Internacional de Estudiante es una gran idea para reducir los gastos de viaje e incluso entrar gratuitamente a muchas atracciones. Descubre cómo obtenerlo y cómo beneficiarte de su uso a donde sea que viajes...

Cuando comencé a viajar, poco a poco me fui dando cuenta de que en la mayoría de los lugares del mundo suele aplicarse un descuento a los estudiantes. En algunos sitios la edad es limitante, por lo que aunque contemos con acreditación, no nos querrán aplicar ningún descuento. En muchos casos se considera los 25 años como la edad límite.

Recuerdo por ejemplo que para entrar a la Quinta da Regaleira en Sintra (Portugal), había una reducción en la tarifa, para los estudiantes. Como no era estudiante, probé con mostrar el carnet de la red de bibliotecas de Barcelona y coló. En otros sitios me bastó con decir que era estudiante sin demostrar nada, como en las piscinas de Porto Moniz en la Isla de Madeira.

Pero por regla general, siempre van a solicitar una acreditación y en muchos sitios no les vale cualquiera, sino que piden el Carnet Internacional de Estudiante precisamente por eso, porque es internacional.




Beneficios del Carnet Internacional de Estudiante


A medida que iba viajando, puede ir comprobando como el Carnet Internacional de Estudiante o International Student Identity Card (ISIC) es ampliamente aceptado. La red de descuentos es bastante aceptable, pudiendo usarse en restaurantes, alojamientos, entradas a museos, monumentos, espectáculos, etcétera.

La fecha de validez del carnet suele ir desde septiembre, hasta diciembre del año siguiente. Yo me saqué mi primer carnet en Julio del 2015, caducando en diciembre de ese mismo año. Pagué 9€ por el carnet y pensé que no me darían las cuentas, pues solo me podría beneficiar de los descuentos durante unos 5 meses, por no haberlo sacado al inicio del curso académico. 

Sin embargo, en Grecia que fue mi primer viaje luego de sacarme el carnet ¡mi inversión se vió recompensada con creces! Accedí gratuitamente en varias acrópolis, castillos y museos. Si bien es cierto que hay descuentos que suelen rondar el 25 por ciento, también es cierto que con solo presentar el carnet se puede obtener la entrada gratuita en muchos países. Hasta ahora donde mejor me ha funcionado ha sido en Francia y en Grecia.

En tan solo dos días de haber comenzado a usar el carnet en Grecia, ya me había ahorrado mucho más de lo que que había gastado para su expedición. Con semejantes resultados, desde entonces no he dudado en renovarlo, pagando la respectiva tasa de 9€.

Mi carnet ISIC, junto con algunos billetes gratuitos o con reducción




Cómo usar el carnet


Al tener el carnet es vital ser diligente con su uso. Nada de tenerlo guardado de adorno en la billetera. En muchos sitios no nos dan ninguna pista que indique su aceptación, por lo que lo mejor es preguntar. Hay que preguntar siempre si lo aceptan, en todas partes y sin tener vergüenza.

Incluso recomendaría ser directo. Yo he tomado por costumbre sacarlo sin contemplación y presentarlo sin preguntar. El carnet ya es casi una extensión de mi mano, por lo que no me sorprendo cuando al mostrarlo, me preguntan para las estadísticas, de qué país soy, entregándome seguidamente mi ticket de acceso que indica "entrance free".




Requisitos para sacarse el ISIC


Entre los requisitos se pide llevar una foto formato pasaporte, original y copia del documento de identidad y una constancia que acredite la condición de estudiante. Un aspecto importante a tener en cuenta, es que para que nos entreguen el carnet, deberemos probar con la constancia de estudios que solicitan, que tenemos un carga horaria de no menos de 20 horas semanales.




Dónde sacarse el carnet


El carnet se entrega al momento, previa verificación de la documentación y pago de las tasas. En Barcelona que es donde yo vivo, el carnet se saca en los Puntos de Información Juvenil (PIJ). No en todas las oficinas disponen de la máquina para emitir el carnet, por lo que es mejor llamar antes por teléfono. Esta es la lista de los PIJ de Barcelona.

También es posible tramitarlo online, pero tendremos que esperar más tiempo. De modo que lo más recomendable es encontrar una oficina en nuestra localidad, donde solicitarlo presencialmente.


Así que ya sabes, el ISIC reporta innumerables beneficios para ahorrar durante los viajes, por lo que nunca es tarde para sacárselo y comenzar y usarlo.




Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...