octubre 19, 2016

Cómo moverse por Malta


Malta es una isla de tan solo 316 kms, lo que la convierte en uno de los 6 microestados europeos y en una nación fácil de recorrer de punta a punta. ¡Acompáñame a descubrir cómo moverse por la isla para sacar el máximo provecho de una visita!

La idea más lógica es alquilar un coche para moverse sin contratiempos, pero como viajé solo, preferí amortizar mis gastos y me decanté por moverme en transporte público. Para quien viaje en pareja o con un grupo de amigos, yo recomendaría un coche de alquiler. Los buses en Malta funcionan con bastante frecuencia y se puede llegar casi a cualquier parte de la isla, sacrificando un poco de comodidad y de libertad.

En Malta no hay carriles para bicicleta y la conducción es bastante agresiva, por lo que este medio de transporte lo descarto por completo. El autostop, como casi es cualquier isla europea es una pérdida de tiempo. Lo intenté en varias ocasiones y nadie paró ante mi señal.

Como en cualquier otra isla, lo recomendable es reservar el coche de alquiler con tiempo y por internet, porque las reservas in situ suelen ser más costosas y los coches baratos se agotan pronto.


Mapa de Malta, cortesía de la Autoridad de Turismo de Malta


Billetes de autobús y algunos consejos


A la fecha de mi viaje (octubre 2016), un billete sencillo de bus para moverse durante 2 horas, incluidos intercambios de bus, tiene un coste de 1,50€ en invierno, 2€ en verano y 3€ para servicios nocturnos. Las tarifas de verano aplican desde mediados de junio hasta mediados de octubre.

Los billetes sencillos se compran al conductor al momento de abordar cualquier autobús y en el caso de ser portador de alguna de las tarjetas, como era mi caso, solo hay que pasarla por el lector situado al lado del conductor.

Las compuertas suelen abrirse solamente adelante, además de que muchos buses no están dotados de puerta trasera. Al efectuar la entrada por delante, se hace imposible colarse ya que todos los conductores están muy atentos de cobrar y de mirar que uno pase la tarjeta. Son bastante tajantes a la hora de pagar, pues esperan monedas o como máximo billetes de 5€. Presencié como invitaban a abandonar el bus a varias personas que intentaban pagar con billetes de 10€ o más. Solo un turista le plantó cara al conductor y le dijo que no podía ser forzado a bajarse por no tener cambio, a lo que acto seguido buscó un asiento donde sentarse sin abonar el precio del pasaje. El conductor no le dijo nada.



Tipos de tarjeta de autobús

 

Existe una tarjeta llamada Tallinja Card. Como iba a estar cinco días y quería conocer la isla a fondo, las matemáticas me dijeron que comprara Tallinja Card ilimitada por 7 días contados a partir del primer uso, por 21€. Con esta tarjeta unipersonal se puede viajar ilimitadamente por Malta y Gozo, otra de las islas que maltesas que conforman el archipiélago. Se incluyen los buses diurnos y nocturnos. Esta misma tarjeta la hay para niños por un precio menor.

La otra opción es la Tallinja Card de 12 viajes por 15€, abaratando el coste del billete a 1,25€. Es válida para los servicios nocturnos, en Malta y Gozo. Se puede usar para 12 viajes diurnos o 6 viajes nocturnos, o una combinación de ambos. Tiene una validez de 12 meses y es un título multipersonal, o sea que se puede compartir. Esta tarjeta no me salía a cuenta puesto que yo viajaría muchas más veces por la isla y no quería estar llevando la cuenta de los viajes que hacia.


Tallinja card ilimitada por 7 días, la que yo compré

En este apartado yo recomiendo que cada quien piense en cuántos viajes va a necesitar y saque la cuenta de la opción más favorable de acuerdo a sus espectativas. La opción más favorable de todas es sin duda sacarse la tarjeta de estudiante, pero ha se pedirse por internet con unas 3 semanas de antelación.



Dónde comprar la Tallinja card


Lo más sencillo es comprarla en la taquilla del aeropuerto para comenzar a disfrutar de sus beneficios de inmediato, aunque se vende en muchos lugares. El segundo punto de venta más céntrico es Valeta, bordeando la cara exterior de la muralla, al lado derecho de la puerta principal. Aquí el listado de los puntos de venta.

Recomiendo visitar esta página para conocer las tarifas actualizadas.



Ruta de lineas


Con este mapa en mano se puede planear bastante bien una visita a Malta y como llegar a distintos puntos de la isla. En el mapa disponible para ser descargado en PDF alta resolución, se indican todas las lineas de autobús y sus destinos en las islas de Malta y Gozo. En las paradas más transitadas pueden pasar con una frecuencia de 10 minutos, en otras de uso menos común puede haber un lapso de hasta 1 hora entre un bus y el siguiente.

Mapa red de autobuses, cortesía de Malta Public Transport,

 

 

Desventajas de los buses en Malta


Conforme iba usando más el transporte público, puede comprobar que tiene algunas deficiencias, lo cual tiene lógica si se toma en cuenta que Malta es el octavo país más densamente poblado del mundo; cifra que resulta al comparar el tamaño de la isla con el número de habitantes por kilómetro cuadrado. Ninguno de puntos que detallo a continuación llegó a ser lo suficiente molesto para mi como para odiar el transporte público en Malta, solo lo explico a modo informativo para que quienes me lean estén advertidos:

En todas las ciudades o poblados hay paradas o estaciones, pero la principal y desde donde parten hacia cualquier lugar de la isla está en su capital, Valeta. Es por ello, que dependiendo de adonde se quiera ir, casi siempre no queda más remedio que dirigirse obligatoriamente hasta Valeta, lo cual luego de unos días puede resultar rutinario y aburrido, además de que roba tiempo.

Relacionado con el punto anterior puedo mencionar lo atiborrados que van de gente, sobre todo cuando se trata de moverse por lugares altamente turísticos como de San Julian o Sliema, a Valeta y viceversa. Yo viajé en octubre cuando el turismo es menor, por lo que en los meses de más afluencia, julio y agosto, la congestión asumo ha de ser mucho mayor. Hay que armarse de paciencia: es común ver a un autobús pasar de largo sin deternerse en una parada reglamentaria, porque nadie baja y va tan lleno que nadie puede subir. También pasa que hay personas en cola esperando para subir, que están delante tuyo y a ti te cierran las puertas en las narices porque ya no cabe ni Dios. Hay conductores que permiten entrar pasajeros hasta el límite de tenerlos de pie justo al lado, lo cual puede ser un peligro para la seguridad, y hay otros que respetan el espacio prudencial.


Estación central en Valeta


Como en todas partes, hay gente simpática y gente antipática. Según mi criterio, la mitad de los conductores cae en la primera clasificación y la otra mitad en la segunda. Creo que ser conductor de autobuses en Malta requiere de una gran paciencia. Muchos turistas preguntan al conductor como llegar hasta un destino y algunos lanzan preguntas tan estúpidas como a qué hora pasa el autobús X por la estación X. Es ante es tipo de situaciones que muchos conductores acaban perdiendo la paciencia y la cortesía. Incluso llegué a ver a un pasajero que se rehusaba a pararse detrás de la linea amarilla dibujada en el suelo del autobús. El conductor le pidió que respetara esa linea y que no podía ir de pie a su lado. El pasajero comenzó a decirle "fuck you", por lo que el conductor le ordenó bajarse, y así durante un largo minuto de gritos mutuos hasta que al final el hombre se acabó abandonando el autobús a regañadientes.



Ventajas de moverse en autobús por Malta


Como no todo pueden ser puntos en contra, aquí viene lo bueno. Comparado con los estándares europeos es muy barato. El precio del billete sencillo, el de la tarjeta de 12 viajes y el de la tarjeta ilimitada por 7 días están muy por debajo de la media. Si lo comparo por ejemplo con mi ciudad, Barcelona, donde la tarjeta turística Hola BCN! con viajes ilimitados por 5 días vale 32€, esto hace que la Tallinja Card sea un 46% más económica.

Los autobuses llegan practicamente a todos los rincones de la isla y la frecuencia de paso es bastante buena. Solo se reduce un poco durante el fin de semana. En cada parada aparecen detallados los autobúses que pasan por dicho lugar, hacia donde se dirigen y la hora de paso. Aunque a veces esta no es tan exacta por el tráfico.

Parada de autobús en San Julian


La flota de autobuses es casi nueva ya que los antiguos buses británicos fueron sustituídos por autobuses chinos con la entrada de Malta en la Unión Europea. Durante mi estancia nunca pasé calor dentro de un autobús, y podía notar como el conductor ponía el aire condicionado a enfriar más conforme abordaban más pasajeros. Aparentemente este cambio trajo consigo muchos problemas y le quitó un poco de encanto a la isla, pero le dió a cambio un sistema menos contaminante.


El único bus antiguo que vi en la isla, le saqué la foto mientras pasaba en un autobús


En los autobuses casi siempre conocía a alguien; algunos locales, otros turistas, con quienes charlaba por un rato haciendo el trayecto más ameno o intercambiando opiniones sobre los lugares que habíamos visitado.



Taxis


Es sin duda la opción más costosa, pero puede sacar de algún apuro si alguien se ve en la necesidad porque se hace tarde y ya no pasa ningún autobús. También para salir a prisa del aeropuerto o para realizar cualquier otro trayecto. Es por supuesto mi opción menos recomendada. A los taxis en Malta casi que ni hace falta llamarlos. Muchos taxistas se ofrecen a los pasajeros que esperan por el bus en algunas paradas y regatean los precios con tal de ganar un cliente. Así vi a varios, pero todos los turistas respondían que esperaban por el bus y que no estaban interesados. Los taxis malteses oficiales son de color blanco.


Taxis en el Aeropuerto Internacional de Malta

Ahora que ha quedado claro como moverse por Malta, no te pierdas mi próxima entrada donde te estaré mostrando todos los rincones que conocí en la isla durante mi estancia de 5 días.

Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...