¿El bosque más embrujado del mundo?

Bosque Hoia Baciu Rumania

Antes de iniciar mi viaje por Rumania, un día entre tantos, conseguí en internet un texto que hablaba de Hoia-Baciu, un pequeño bosque conocido como el Triángulo de las Bermudas de Rumania, donde supuestamente ocurren cosas muy raras. Como no podía ser de otra manera, allí estuve con la esperanza de vivir en persona alguna experiencia paranormal que me revelase los secretos de este misterioso lugar...

Mi fascinación por este bosque fue inmediata cuando comencé a leer todas las historias que fui encontrando. Todas confirmaban que en Hoia-Baciu tienen lugar extraños sucesos tales como desapariciones, árboles con formas inusuales, la sensación de ser observado, experimentar náuseas, dolores de cabeza, erupciones y quemaduras cutáneas, síntomas de envejecimiento acelerado, perder la noción del tiempo, malfuncionamiento de aparatos electrónicos, altas emisiones de radiación y hasta avistamiento de figuras extrañas como luces rojas, OVNIS y puertas a otras dimensiones.

¡Vaya! El sueño de todo viajero sediento de aventura, concentrado en un espacio de tan solo 3 kilómetros cuadrados, a unos 10 kilómetros de distancia de la ciudad de Cluj-Napoca en Transilvania.

Bosque Hoia Baciu Rumania
Vista satelital de Hoia-Baciu y la Poiana Rotunda (claro donde no crecen árboles)


Las historia más común que se consigue en internet es la de una niña que se internó en el bosque desapareciendo por cinco años. Cuando volvió a casa vestía la misma ropa y experimentaba lo que se conoce como tiempo perdido, pues no tenía noción de haber estado ausente por tanto tiempo. Traté de documentarme al respecto sin éxito a la hora de encontrar algún artículo de prensa que confirme el hecho. Hoia-Baciu también ha sido objeto de investigaciones e incluso leí sobre un investigador que decía haber envejecido 10 años en los 6 meses posteriores a su visita al bosque. Perdió cabello y parte de este se tornó blanco de repente.

La primera persona en investigar el bosque, fue el biólogo Alexandru Sift a partir de 1960, logrando recolectar muchas fotografias en sus años de investigación; las cuales se perdieron en su mayoría varios días después de su muerte en 1993. Las pocas existentes fueron publicadas en 1995 en el libro Fenomenele de la Pădure Hoia-Baciu por el investigador parasicológico y profesor de biología de una universidad de Cluj-Napoca, el Dr. Adrian Patrut, amigo de Sift, quien continuó con las investigaciones tras la muerte del primero.

Patrut Hoia Baciu
El Profesor Adrian Patrut


Hoia-Baciu se volvió famoso en 1968, luego de que un técnico militar de Cluj-Napoca tomara una fotografía de un OVNI sobre el claro del bosque donde no crecen árboles.

Para rematar la sensación de euforia que me invadía, encontré un corto video documental de unos cazadores de fantasmas que lo visitaron de noche, aparentemente teniendo éxito en su propósito de captar anomalías. En este video, donde Patrut es entrevistado, dice que se cree que lo que ocurre en Hoia-Baciu pueden ser muchas cosas, que no se sabe con exactitud que son esos fenómenos, pero que hay suficiente información para decir qué NO SON, y que no son lo que uno podría imaginar.

Cuando realmente sentía que el tema me había atrapado, conseguí como es normal, un artículo con cierta base científica que desmentía todos los fenómenos. Aún así, no dudé un segundo en incluirlo en mi itinerario de viaje.



Visita diurna al bosque


Llegado el día, mi esposa y yo pasamos por la oficina de turismo de cluj-Napoca donde nos explicaron como llegar en autobús y nos entregaron un folleto con un pequeño mapa del bosque. Pregunté con curiosidad si alguna de las dos personas que atendían lo habían visitado y respondieron que no, pero que un familiar había estado una vez durante 5 horas, y que había salido con la sensación de haber pasado solo 30 minutos en el bosque.

Obviamos el bus y fuimos caminando, en total 10 kilómetros desde nuestra pensión y unos 8 kilómetros desde el centro de Cluj-Napoca. No hay ningún cartel que indique la dirección del bosque que se encuentra en lo alto de una colina, pasando una zona residencial, por lo que es bueno contar con un mapa de la ciudad que también lo entregan en la oficina de turismo.

Bosque Hoia Baciu Rumania
Poblado antes de la entrada al bosque, en la calle Uliului
Bosque Hoia Baciu Rumania
Nieve y Hoia-Baciu al fondo
Fotografía de 1968 de un OVNI sobre Hoia-Baciu


Llegamos al bosque sobre las 10 AM. Había sol y mucha nieve. Comenzamos recorriendo un sendero que bordea el bosque, donde muy ocasionalmente nos topábamos con algún residente de la zona que salía a correr o a pasear a su perro. Estábamos buscando la Poiana Rotunda que es un claro circular donde no crece vegetación, en donde se dice ocurre la mayor actividad paranormal y el centro de investigación de los cazafantasmas del video.

Nos adentramos un poco en el bosque, por donde no discurre ningún camino y estábamos atentos de todo a nuestro alrededor, incluso de los sonidos, esperando detectar cualquier señal que nos advirtiera que el bosque estaba encantado. Adentrarse es sin duda más interesante que caminar por el sendero e incluso un poco tenebroso. En este punto Daniela se sintió atemorizada, manifestándome que para ella no era un bosque normal como otro que hubiese visto antes en su vida. Durante nuestra visita no vimos más que árboles con formas inusuales, pero aparte de eso, nada acontecía. Yo incluso iba repitiendo en voz alta en rumano la frase "hay algún espíritu presente".... Cuando encontramos la Rotunda gracias a la ayuda del gps del móvil, Daniela gritaba dentro del círculo "¡llévenme, llévenme a mí!"....


Bosque Hoia Baciu Rumania
Aspecto sombrío del  bosque fuera del sendero marcado
Bosque Hoia Baciu Rumania
Árboles con formas extrañas
Bosque Hoia Baciu Rumania
Poiana Rotunda, el claro con actividad paranormal
Bosque Hoia Baciu Rumania
Yo en el bosque, junto a uno de los tantos árboles torcidos
Bosque Hoia Baciu Rumania
Detalle de un árbol
Bosque Hoia Baciu Rumania
El bosque a contraluz


¿Experiencia paranormal?


Revisé las fotos ansiando que la cámara hubiese captado algo que el ojo humano no fuese capaz, pero nada de nada... Me sentía decepcionado, pero la historia no acaba aún. Cuando llegamos a la pensión por la noche, Daniela advirtió una especie de erupción en ambas de sus piernas, extendiéndose desde las rodillas hasta los muslos. ¡Joder! pensé. El bosque no es tan santo como anticipaba.

Este texto lo leí en internet antes de viajar a Rumania y hoy lo busco de nuevo para copiarlo a continuación "... aparición de inexplicables erupciones cutáneas o quemaduras en sus cuerpos. Lo más sorprendente es que estas quemaduras generalmente no se sienten, pero aparece un severo enrojecimiento y, en raras ocasiones, ampollas". ¡Eso es exactamente lo que tiene Daniela en la piel!

Comenzamos a hacer memoria y ambos habíamos comido lo mismo, llevábamos pantalones largos y no habíamos tenido contacto con ninguna planta que hubiese podido ocasionar alguna reacción alérgica. A día de hoy, 2 semanas después, la erupción persiste y sin explicación alguna más que relacionarla con nuestra visita a Hoia-Baciu. ¿Qué será? ¿Podrá ser atribuible al bosque y sus misterios? ¿Habrán otros visitantes otros visitantes este u otros síntomas?

Creo que hay muchas leyendas entorno a Hoia-Baciu. No las validaría todas aunque de acuerdo a mi propia experiencia si diría que algo inusual ocurre y que la ciencia no es capaz explicar.

El dueño de la pensión nos dijo que él nunca había visitado el bosque y que había que saber elegir en que momento ir, ya que en ciertos momentos se abren las puertas a otras dimensiones. Sin duda que me gustaría volver algún día, pero en la penumbra de la noche, cuando quizá el bosque cobre vida y pueda encontrar alguna respuesta a tantos enigmas. Y por qué no, entrevistar en persona al Dr. Patrut que vive en Cluj-Napoca.




Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...