Aldeas con iglesias fortificadas de Transilvania

Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania

Un grupo de siete aldeas con iglesias fortificadas de la región de Transilvania en Rumania, se encuentran declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO. Aprovechando que una de ellas se haya a solo veinte minutos de trayecto de Brasov, me acerqué para conocerla el primer día de este año. ¡Bienvenidos a Prejmer!

La lista del Patrimonio Mundial describe a este sitio de la siguiente manera: "Las siete aldeas con iglesias fortificadas inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial son una vívida ilustración del paisaje cultural de la Transilvania meridional. Fundadas por los sajones transilvanos, estas aldeas se caracterizan por haber conservado desde finales de la Edad Media una ordenación territorial, una distribución de los edificios de las granjas familiares y un esquema de poblamiento sumamente peculiares. Las iglesias fortificadas que dominan estas aldeas son ilustrativas de los sucesivos estilos arquitectónicos imperantes entre los siglos XIII y XVI".

Luego de recibir el año 2017 en la central Piața Sfatului de Brasov, entre un espectáculo pirotécnico, de luces y un tumulto de gente tan impresionante que salir de allí luego del toque de las doce campanadas fue un trabajo de paciencia y empujones... Un rato más tarde me acostaba a dormir y esa misma mañana del primero de enero me levantaba temprano, como siempre, para ir conocer Prejmer.

Escogí Prejmer principalmente por razones de tiempo, al ser la iglesia fortificada listada por la UNESCO que se encuentra a menor distancia de Brasov. No sabía entonces es que la iglesia de Prejmer o Tartlau en alemán, es la iglesia fortificada más grande en el sudeste de Europa. ¡Elegí bien! Las paredes de la fortificación tienen 12 metros de alto y entre 3 y 4,5 metros de espesor. Construida por entre 1212 y 1213, durante sus 500 años de exitencia fue asediada 50 veces, pero solo tomada una vez, en 1611 por Gabriel Báthori Príncipe de Transilvania, a causa de la redención de los combatientes por no tener agua para beber por varios días.

Mapa de Rumania


Así pues Daniela y yo nos dirigimos a la Gara de Brasov con la intención de agarrar un autobús hacia la Autogara 2, desde donde supuestamente había una salida a Prejmer. Desafortunadamente, por ser un día festivo nos informamos de que no sería posible. Enseguida, un hombre notó nuestro interés y comenzó a ofrecernos sus servicios de "taxi" alegando que era la única manera de llegar ese día. Si algo he aprendido en mis viajes es a no creer nunca lo primero que me dicen y a indagar un poco más allá de lo obvio porque en todos lados hay oportunistas. Fue así como abordé a una chica joven quien nos explicó que a pocos metros de la gara, la estación central, en la parada de Faget pasaba a las 9:15 AM un furgón de pasajeros que iba hasta Prejmer.

Caminamos hasta allá y en la parada estaba el "taxista". ¿Qué demonios hacia allí? Parecía que de algún modo nos había estado siguiendo. Insistió en llevarnos por 40 lei, pero nos negamos. Se marchó y los cinco minutos pasó un coche particular, con la ventanilla bajada. Era él otra vez, invitándonos a abordar su vehículo como si no hubiera otra opción para llegar hasta la iglesia. Nos volvimos a negar y a los pocos minutos paró el furgón que decía Prejmer.

En casi todos los países de Europa Oriental este tipo de transporte público es bastante frecuente, cubriendo rutas en su mayoría cortas y otras veces de unas ciudades a otras, a precios muy económicos. Al no formar parte de la  flota de buses públicos, ni siquiera se encontraba listado en la marquesina de la parada, por lo que de no haber sido por esa chica no habríamos sabido de su existencia. Contentos por no haber caído en la trampa del falso taxista y por 5,50 lei cada uno (1,20€), al cabo de un cuarto de hora nos bajábamos justo en frente de la iglesia fortificada de Prejmer.
 
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Lateral de la iglesia
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Parte posterior de la fortaleza
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
¡UNESCO nº 97! Frente a la entrada de la iglesia


El día antes habíamos estado buscando en internet los horarios de visita de la iglesia, y el primero de enero no aparecía como un día de cierre. Nos acercamos hasta la entrada y el cartel decía que no habría hasta las 11 AM. Hacía un frío terrible y teníamos más de una hora de tiempo por delante. Como lo peor que uno puede hacer en esas circunstancias es quedarse en reposo, nos pusimos en movimiento. Recorrimos todo el perímetro de la muralla dándole la vuelta y luego seguimos andando un rato hasta la estación de tren (a 2 kilómetros de la iglesia) para mantener el calor corporal.

En el pueblo no encontramos más que viviendas particulares, nieve y más nieve, y unos pocos negocios que estaban todos cerrados. La estación de tren parecía abandonada a juzgar por su apariencia, pero no lo estaba porque teníamos conocimiento de ello. Incluso podíamos haber ido en tren hasta Prejmer, pero solo habían unos pocos trenes durante el día, uno antes de las siete de la mañana y el siguiente al mediodía.

También vimos otra iglesia que no pudimos visitar, pues wstaba en obras o en construcción.
 
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
La estación de tren de Prejmer
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Viviendas en la Strada Mare, que se traduce exactamente como "Calle Principal"
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Iglesia en obras


Regresamos a la hora de apertura pero la iglesia no habría. Teníamos referencia de un número de teléfono que conseguimos en internet, donde decía que el cuidador de la iglesia vivía allí mismo y que se le podía llamar para visitar su interior, pero el número al parecer no existía. Por más de media hora estuvimos golpeando el gran portón de madera y pegando gritos para que notaran nuestra presencia, pero solo vimos a un perrito bravucón que cada vez que le dábamos un golpe de puño cerrado a la puerta, se abalanzaba sobre ella asomando la cabeza a través de un orificio.

Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Cortesía de Wikipedia, plano de la iglesia
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
La almena fue lo único que pude fotografiar del interior, a través de un orificio en el portón


¡Qué mala suerte la mía! El primer UNESCO del año que pretendía visitar y me quedaba a un paso de conocerlo por dentro. Si no hubiese sido porque la pared de la fortificación era tan alta, de seguro me la hubiese saltado. Después de todo no sería la primera ni la última vez. Ya en la Isla de Man en el año 2015, cuando por ser invierno encontré cerrada la gran rueda de agua Laxey Wheel, me salté el enrejado para recorrer la atracción en solitario.


Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Así poso frente a la iglesia fortificada
Aldeas fortificadas de Transilvania Prejmer Rumania
Furgón de regreso a Brasov


Cuando ya nos convencimos de que no entraríamos, resignados, caminamos un rato más hasta la llegada del mismo furgón que pasaba a las 11 y a las 12 AM, abordando este último para regresar a Brasov. Esta no es la primera vez que me quedo sin poder visitar por dentro algún monumento delcarado Patrimonio de la Humanidad, pero si la vez que más rabia sentí, pues por dentro la iglesia y el recinto es realmente espectacular...

Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...