El arco geodésico de Struve

El arco geodésico de Struve

La República de Moldavia no es precisamente un país rico en lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. De hecho, a fecha de hoy solo posee uno: el arco geodésico de Struve, que es un conjunto de triangulaciones, comprende 34 de los puntos fijos originales señalados por perforaciones en rocas, cruces de hierro, túmulos y obeliscos, repartidos en diez países de Europa del Norte y Europa Oriental.


Aunque ganas no me faltaban de visitar el único UNESCO de este pequeño país, lo descarté por estar a dos horas de distancia de Calugar, donde me estaba hospendando. Sin embargo, una mañana de enero mi esposa me sorprendió habiendo hecho los preparativos con un conocido, para que nos condujera hasta Rudi, donde se encuentra este obelisco, aprovechando de camino para visitar la fortaleza de Soroca.

El arco geodésico de Struve sería por lo tanto el lugar número 98 que visito, de los 1051 declarados a fecha de hoy como  Patrimonio de la Humanidad. Así pues, tras 120 kilómetros de distancia y 2 horas en coche, llegábamos al lugar, guiados por el GPS del teléfono, sin el cual hubiese sido imposible encontrarlo pues no está bien señalizado y es muy fácil pasarlo de largo si no se conocen las coordenadas exactas, que las teníamos gracias a la página de la UNESCO donde se señalan.

Arco geodésico Rudi
Rudi en Moldavia
El arco geodésico de Struve
Camino que lleva arco, casi impercepctible en la carretera


Debo decir que estéticamente no merece la pena una visita, pero no es esta la razón por la cual forma parte del listado de la UNESCO.

El punto geodésico de Rudi (el que visité) se estableció en 1847 y lo conforma simplemente una cruz marcada sobre una placa. El obelisco conmemorativo se estableció en 2006.

El arco geodésico de Struve
El punto geodésico de Rudi
El arco geodésico de Struve
Descripción del sitio UNESCO
El arco geodésico de Struve
Con Daniela, agradecido por haberme llevado hasta Rudi


La importancia en su preservación radica en este conjunto de triangulaciones realizadas entre 1816 y 1855, que se extiende a lo largo de 2.820 kilómetros, permitió al astrónomo Friedrich Georg Struve realizar la primera medición precisa de un largo segmento del meridiano terrestre y demostrar que la Tierra se encuentra achatada en los polos. Dicha triangulación contribuyó a medir de manera exacta la forma de la Tierra y a la realización de mapas topográficos.

Luego de leer la placa explicativa y de hacer las respectivas fotos continué hasta Soroca para luego regresar a Calugar.



Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...