Tours por el Salar de Uyuni


La pregunta de oro que todo el mundo se hace antes de visitar el Salar de Uyuni es que tipo de tour escoger. En mi opinión, hay muchos lugares de interés por los alrededores, por lo que conformarse solamente con el salar es un grave error. En este post te doy unos buenos consejos basados en mi propia experiencia y te digo cómo hice para conseguir un tour barato, reservando el mismo día que llegué a Uyuni.


Llegamos a Uyuni muy temprano por la mañana cuando todo estaba oscuro. Al igual que nos sucedería más adelante Nazca, nada más bajarnos del autobús nos recibió una mujer ofertándonos un tour. Antes de viajar ya había contactado con algunas empresas para informarme sobre los precios de realizar un tour por el Salar de Uyuni y contemplaba la opción de alargarlo dos días para visitar otros lugares de belleza excepcional.




Escoger un tour


En Uyuni abundan las agencias, hay una en cada esquina prácticamente y son fácilmente reconocibles a distancia por los vehículos 4x4 aparcados frente a la puerta. Hay agencias que disponen de vehículos de cierta antigüedad, otras tienen una flota de todoterrenos más nuevos y lujosos.

Los tours más económicos ofrecen opciones de alojamiento bastante austeras. Los más caros en cambio, ofrecen hoteles de lujo como el Hotel Palacio de Sal. Se ofrecen tours privados o para varias personas, reduciéndose el precio con éstos últimos. Los hay de 1, 2, 3 y más días de duración.

El recorrido poco varia entre agencia y agencia siendo bastante estandar. Los tours de un día todos se limitan a visitar el salar. Los de dos días son una versión extendida del primero sin llegar a conocer mucho más. El de tres días recorren los géysers,  la Reserva Eduardo Abaroa; muy recomendable por sus lagunas de colores, se pasa por el Volcán Ollagüe, el Desierto de Dalí, entre otros. El más de 3 días llega hasta Atacama en Chile, donde se puede continuar hacia el sur.


Camionetas 4x4 aparcadas frente a las agencias


De haber dispuesto de más tiempo hubiésemos escogido sin duda la última opción, pero teníamos que continuar nuestro viaje por Bolivia y Perú.

Cuando llegamos a Uyuni no teníamos nada reservado ya que habíamos determinado que podríamos conseguir una mejor tarifa negociándola directamente con el tour operador. En caso de que fuese necesario, disponíamos de los datos de otras agencias.  Fue así como aceptamos la invitación de la mujer para visitar su oficina y escuchar su propuesta.

Fuimos en su carro  hasta la agencia que estaba muy cerca de donde llegamos con el autobús. Ahí nos explicó en qué consistía el tour, junto con otra posible clienta que al igual que nosotros se estaba informando. Al acabar la explicación la chica reservó su tour sin pedir rebaja. Nosotros en cambio lo pensamos un poco mejor y ante la posibilidad de negociar y no perder dos clientes, la propietaria que se dio cuenta de nuestras intenciones, le señaló a la turista un lugar donde desayunar, propiciando la ocasión para debatir el precio en privado.


La agencia Expediciones Sumaj Jallpha


Queríamos a toda costa cerrar un buen trato para no perder tiempo y que nos quedara lugar para conocer Uyuni antes de partir esa misma mañana; y así lo hicimos. No dejes de leer mi artículo Uyuni, la entrada al mayor desierto de sal del mundo para saber que hicimos en el entretiempo luego de reservar el tour y la hora de partida del mismo.




El tour reservado y lo que incluía


La tarifa era adecuada pero estábamos seguros de que podríamos mejorarla. Así luego de conversar un momento, acordamos el precio en 675 bolivianos por persona (unos 95€). El precio normal en ésta como en otras agencias rondaba los 750-800 bolivianos por persona.

El tour de 3 días que reservamos incluía las 2 noches de alojamiento, 3 comidas diarias (desayuno, almuerzo y cena), así como visitar  el Cementerio de Trenes, Colchani, el Salar de Uyuni y la Isla de Incahuasi, varias lagunas de colores en la Reserva Eduardo Abaroa, el Desierto de Dalí, el árbol de piedra, los Géysers Sol de Mañana, el Volcán de Ollagüe entres otros.

Mapa de situación con los lugares de interés en Uyuni y alrededores



El chofer de nuestro 4x4 haría las veces de guía y se encargaría de hacer los preparativos para cada comida. El agua que quisiéramos beber durante el viaje debíamos de llevarla nosotros mismos y no se incluían las entradas a los lugares que visitáramos, tales como la Isla de Incahuasi y la Reserva Eduardo Avaroa. El tour era compartido, es decir que además de Daniela y yo, en el vehículo iban una pareja de ingleses que tenían unos meses viajando, y un chico de la India con su padre.

Ciertamente da más tranquilidad reservar con antelación, pero yo prefiero a veces la improvisación como fue este el caso y dejar que la situación fluya. Por otra parte, no me daba confianza enviar una reserva a otro país, a una empresa que no conocía y que bien podría tratarse de un timo.



Salida del tour


Cuando llegó la hora nos pasó a recoger un vehículo Toyota Autana. Dentro ya se encontraba el chofer-guía y los otros 4 ocupantes. Pronto nos percatamos que la camioneta tenía una pegatina con el logotipo de otra agencia. Lo que sucedió es que la agencia que contratamos, por falta de vehículos, turistas o por la razón que fuese; nos vendió a otra agencia. Nos sentimos un poco engañados pero no dejamos que esto nos impidiera disfrutar del viaje. De todos modos, más adelante le sacamos provecho a la situación que es lo que hay que hacer.



Luego de cargar el todoterreno con tanques de gasolina y demás provisiones, ruuuun... ¡nos fuimos! No te pierdas mi próxima entrada para saber que hicimos en El Salar de Uyuni.





Entrada destacada

El Monasterio de San Naum en Macedonia

Muy cerca de la frontera con Albania, se haya en Macedonia un monasterio ortodoxo de estilo bizantino que no podía dejar de visitar. En...